Tuberías de calefacción

A la hora de hablar de una instalación de calefacción, hacemos muchas veces referencia a la marca de la caldera, a la estética de los radiadores y olvidamos la importancia que tienen las tuberías que componen el circuito de calefacción. Un mal dimensionado en diámetros de las tuberías, no teniendo encuenta la pérdida de carga que se produce en los diferentes tramos del circuito, puede llevar a un mal rendimiento en los radiadores e incluso que no calienten.

Hay muchos tipos de tuberías de calefacción pero en este documento solo vamos a referirnos a dos de los más utilizados en la actualidad, la tuberías de cobre y las de multicapa.

Tuberías de Cobre

Este tipo de tubería se viene utilizando desde hace tiempo y vino a sustituir a las tubería de hierro. Esta evolución se produce por diferentes motivos:

– El cobre es un material que permanece mucho mas estable en cuanto a efectos de oxidación en comparación con el hierro, esto hace que las tuberías de este material presenten una mejor vejez con el paso del tiempo.

Soldadura cobre

– Tanto las tuberías de cobre como las piezas de ensamblaje del mismo material van soldadas con estaño, al contrario que las tuberías de hierro que suelen ir roscadas. Una unión bien soldada resulta mas duradera en el tiempo y tiene menos problemas de posibles fugas que una unión roscada.

– Por el proceso de fabricación, las paredes de las tuberías de cobre son mucho mas delgadas que las que presentan las tuberías de hierro para un mismo diámetro interior equivalente. Este aspecto incide de una manera importante en el peso del material a utilizar facilitando su transporte, corte y manipulación.

Tuberia cobre

– Otro punto a destacar es el aspecto estético, sobre todo en instalaciones vistas. La superficie exterior de las tuberías de cobre presentan una superficie lisa y al pintarse se consigue un buen acabado. Al suministrarse las tuberías de cobre en barras rígidas de bajo perfil, facilita su instalación justo por encima de los rodapies mimetizándose facilmente con el entorno.

Tuberías Multicapa

Cada vez son más empleadas en sistemas de calefacción, ya que reducen el riesgo de fugas y limitan la pérdida de calor sin emplear coquillas. Las tuberías multicapa se denominan así porque están compuestas por un tubo interior de polietileno reticulado, uno intermedio de aluminio y un tubo exterior de polietileno de cohesión.

 

Tuberia multicapa

Debido a su resistencia a las altas temperaturas, las tuberías multicapa se emplean cada vez más en sistemas de calefacción convencional y suelo radiante, aunque también dan buen resultado en conducciones de agua fría. Entre sus principales ventajas, destaca la facilidad para doblarse, una gran durabilidad, resistencia a las altas presiones y dilatación mínima, similar a la de las tuberías de cobre, aunque son más ligeras que éstas.

El secreto de la resistencia de las tuberías multicapa está en el proceso de fabricación: un sistema de soldadura de capas que se completa con dos capas intermedias adhesivas. De este modo, se garantiza la estanqueidad del tubo y se reduce el tiempo de instalación, ya que una única tubería puede unir la caldera con el punto de salida de agua.

ColectorPor otro lado, si utilizamos colectores con centralización de llaves, nos va a permite instalar tuberías sin uniones hasta cada radiador reduciendo el riesgo de fugas y sus consecuencias, por lo que las tuberías multicapa se pueden emplear tanto en instalaciones ocultas como a la vista. En este último caso, la capa de aluminio ayuda a mantener la forma que se da al tubo, disponible en varios diámetros y resistente a la corrosión.

La lámina de aluminio mantiene la forma que se da al tubo durante la instalación. Sólo la capa interior está en contacto directo con el fluido (aguanta temperaturas de hasta 95ºC), por lo que la lámina de aluminio y la capa exterior se encargan de que el tubo no pierda su aspecto original. Estas características contribuyen también a que el producto sea impermeable al oxígeno y al vapor de agua.

La tubería multicapa se suministra normalmente en rollos de 50 metros para uso empotrado o bajo tarima, pero puede suministrarse también en barras más o menos rígidas para su uso en instalaciones vistas. Sin embargo, su acabado plástico, el espesor de la tubería y el tamaño llamativo de las piezas de unión, frente a la instalación con tuberías de cobre mucho mas libianas, desaconsejan este tipo de instalación.

Conclusiones

– Las tuberías de cobre son más apropiadas en la realización de instalaciones de calefacción vistas, que aunque presentan uniones soldadas, están siempre  visibles para poder detectar posibles fugas. Al ser un material rígido suministrado en barras y con un espesor delgado, su impacto visual sobre el entorno es moderado.

– Las tuberías multicapas son mas apropiadas para instalaciones que van a ir empotradas u ocultas, ya que al no existir empalmes, eliminamos completamente el problema de fugas. El uso de centralización de llaves mediante colectores obliga a utilizar muchos metros de tubería, pero se compensa con la no utilización de piezas de unión que resultan particularmente caras.

Inicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: